Daniel Jeffries

@dan.jeffries

Por Qué Todo El Mundo Se Ha Perdido De La Característica Más importante De Las Criptomonedas

############################################

Some folks in the DecStack community were kind enough to translate Why Everyone Missed the Most Mind Blowing Feature of Cryptocurrency into Spanish. Thank you to Professor Fernando Johann for leading the charge. FYI, I don’t speak the language so I have no idea if this says “The Martians have declared war on the Earth, everybody run!” or if it’s a fantastic translation. But Fernando is pretty sharp fellow so I have high hopes that my Spanish speaking friends will find this wonderful.

############################################

Hay una característica increíble de las criptomonedas que casi todo el mundo parece no haber notado, incluyendo al mismo Satoshi.

Sin embargo, allí esta, escondida, cobrando poder sostenidamente como un huracán en altamar que se dirige hacia la costa.

Es una característica disimulada, una que aún no se ha activado.

Cuando lo haga perturbará al mundo entero, rehaciendo cada aspecto de nuestra sociedad.

Para entender por qué, solamente es necesario entender un poco acerca de la historia del dinero.

El Ascenso Del Dinero

El dinero es poder.

Nadie estaba más al tanto de esto que los reyes de la antigüedad. Por eso fue que se dieron absoluto poder monopólico para acuñar dinero.

Convirtieron metal reluciente en monedas con las que pagaron a sus soldados y sus soldados compraron cosas en las tiendas locales. El rey luego enviaba a sus soldados a los mercaderes con un mensaje simple:

“Paguen sus impuestos con estas monedas o los mataremos.”

Eso resume la mayor parte de la historia del dinero en un párrafo. Coerción y control de la oferta con violencia, también conocido como el “hack de la violencia” El hack que los domina a todos.

Cuando el poder pasó de los monarcas a las naciones estado, distribuir el poder de la fuerza de uno a un grupo pequeño con el ejercicio de la fuerza, el poder de imprimir dinero pasó a manos del estado. Cualquiera que intentara crear su propia moneda sería eliminado.

La razón es simple: Los enemigos concentrados son fáciles de destruir cortándoles la cabeza.

Uno corta la cabeza de la serpiente y eso es el fin de cualquiera que atentara contra el poder del estado y su divino derecho a crear moneda.

Eso fue lo que sucedió con e-gold en 2008, uno de los primeros intentos de crear una moneda alternativa. Lanzada en 1996, para 2004 tenía más de un millón de cuentas y en su máximo en 2008 procesaba por más de $2 mil millones billones de dólares en transacciones.

El Gobierno de EEUU atacó a los cuatro líderes del sistema, presentando cargos contra ellos por lavado de dinero y por desarrollar un negocio “no licenciado de transferencias de dinero en el caso “Los Estados Unidos de Norteamérica contra E-GOLD, LTD.” Destruyó la compañía quebrando financieramente a sus fundadores. Aun con sentencias menores a los líderes, fue historia liquidada. Aunque el gobierno, técnicamente, no cerrara e-gold, en lo práctico, estaba muerto. Sin licencia es el concepto clave en el ataque.

El poder de conceder una licencia es monopólico

E-gold tenía permitido solicitar licencias de transferencias de dinero inter estatales.

Era sólo que jamás las hubiesen obtenido.

Y claro , eso los sacó del mercado. Una típica situación del pez que se muerde la cola y siempre funciona.

Reyes y estados conocen la verdadera regla de oro:

Controla el dinero y controlaras el mundo.

Así fue durante miles y miles de años. El primer emperador chino, Qin Shi Huang (260–210 BC), prohibió toda forma de moneda local e introdujo una única moneda de cobre. Ese ha sido el plan de acción desde entonces. Erradicar las monedas alternativa, crear una moneda que domine al resto y mantener ese poder cueste lo que cueste a fuerza de violencia y sangre.

En última instancia, todo sistema es vulnerable a la violencia.

Es decir, casi todo sistema.

La Hydra

En un sistema descentralizado, no hay una cabeza de la serpiente. Los sistemas así son Hydras. Uno corta una cabeza para otras dos surjan en su lugar.

En 2008, un programador anónimo, trabajando en secreto, encontró la solución al “hack de la violencia” de una vez y para siempre cuando escribió: “Los gobiernos son buenos cortando las cabezas de redes de control centralizado como Napster, pero las redes P2P puras como Gnutella y Tor parecen sostener sus posiciones”.

Y así nació el primer sistema de dinero descentralizado:

Bitcoin.

Se diseño específicamente para resistir a la coerción y el control de poderes centralizados.

Justamente por esa razón, sabiamente, Satoshi permaneció anónimo. Sabía que vendrían por el como cabeza simbólica de Bitcoin.

Así sucedió cada vez que alguien pasó al frente declarando ser Satoshi o cuando alguna persona fue señalada por los medio s como el misterioso creador de Bitcoin. Cuando el falso Satoshi, Craig Wright apareció, las autoridades australianas allanaron su casa inmediatamente. La razón oficial es siempre espúrea. El motivo verdadero es cortar la cabeza de la serpiente.

Mientras Bitcoin incremente su valor, la caza de Satoshi sólo se intensificará. El controla al menos un millón de monedas que nunca se movieron de sus billeteras originales. Si el VC Chris Dixon tiene razón y bitcoin se dispara a U$D 100.000 por unidad, ese millón de monedas valdrá en total 100 mil millones de dólares. De seguir en alza, Satoshi se convertiría en el primer billonario del mundo. Más razón para arrinconarlo y aniquilarlo. Con seguridad que el mercado negro estará operando contra el permanentemente.

Donde quiera que esté, mi consejo para Satoshi es: Anonimato hasta la muerte.

En realidad, la resistencia a la censura y la violencia son solo algunas de las muchas virtudes de Bitcoin. Muchos de los componentes clave ya impactan en otras cripto monedas y proyectos de aplicaciones descentralizados, fundamentalmente blockchains.

Las blockchains son libros contables descentralizados, la tercera entrada en el primer libro contable mundial de triple entrada. Los avances en materia contable siempre presagiaron un salto en la complejidad humana y el crecimientos económico, como expuse en mi artículo “Why Everyone Missed the Most Important Invention in the Last 500 Years”.

Pero incluso la contabilidad de triple entrada, descentralización y la resistencia al “violence hack” no son el poder medular de las cripto. Son mecanismos del sistema, la manera en la que florece y sobrevive, dando nuevas capacidades al hombre.

La característica final es una que Bitcoin y el resto de las cripto solo han vislumbrado hasta ahora, es algo latente.

El verdadero poder de las cripto es el de generar y distribuir dinero sin un poder central.

Quizás parezca obvio, pero les aseguro que no lo es. Especialmente la segunda parte.

Ese poder se ha apoyado en el derecho divino atribuido a reyes y naciones-estado.

Hasta ahora.

Ahora ese derecho vuelve a su legítimo dueño. El pueblo.

Eso es lo que hará abrirse las puertas del comercio internacional, tejiendo la red de una abundancia económica al estilo Star Trek, relegando el orden original de la economía de lo escaso a las páginas de la historia.

Existe sí, un único problema.

Hasta ahora, nadie ha creado la criptomoneda necesaria a tal fin.

Quiero decir, Satoshi entendía la primera parte de la máxima, el poder de imprimir dinero. Lo que no vió fue el poder para distribuir ese dinero.

La segunda parte es en realidad la parte más crucial del problema. No verlo creo una falla crítica en el ecosistema de Bitcoin. En lugar de distribuir el dinero a lo largo y a lo ancho, cambió a los Bancos centralizados por un grupo de mineros no electos.

Estos mineros juegan profundamente en el sistema, retrasando en años necesarias actualizaciones al software como SegWit y amenazando divisiones sin sentido de modo de hundir el precio de la moneda en miedos, incertezas y dudas mientras se acopia más capital a precio deprimido.

Pero, ¿Y si hubiera otra manera?

What if you could design a system that would completely alter the economic landscape of the world forever?

La clave es como distribuir el dinero al momento de su creación

El primer grupo en reconocer esta oportunidad y ponerla en movimiento cambiaría el mundo.

Para entender por qué, hay que mirar cómo el dinero se crea y se inyecta en el sistema hoy en día.

La Gran Pirámide

Hoy el dinero nace en la cima y fluye aguas abajo al resto. Se puede pensar como una pirámide. Tenemos de hecho una pirámide famosa con un tercer ojo, el propio dólar.

Uno de los argumentos más clisé contra Bitcoin es que es una estafa de tipo piramidal o Ponzi. Ese esquema descansa sobre los creadores del negocio enganchando a cuantos crédulos sea posible, pagándoles por enganchar a más gente en el sistema más que por proveer bienes y/o servicios. Tarde o temprano ya no hay personas para incorporar al sistemas y todo el conjunto colapsa como un castillo de naipes. Un esquema de Ponzi es lo mismo solo que se anestesia a los inversores originales con una ganancia À la Bernie Madoff, de modo de incorporar más ingenuos atraídos por los retornos.

Lo irónico del caso es que el dinero fiduciario, es decir, el dinero que imprime el gobierno como el Yen o el Dólar está mucho más cerca de un esquema piramidal que el bitcoin. ¿Por qué? Porque el dinero fiduciario es acuñado en la cima de la pirámide por un banco central y luego de “inserta” hacia aba en la cadena.

El problema es que no se distribuye tan bien.

Se desprende de algunos bancos grandes que o lo prestan a personas o se lo dan a gente por su trabajo. De hecho, tener un empleo o pedir un préstamo son los principales mecanismos por los cuales las personas en la base de la pirámide obtienen algo del dinero disponible. En otras palabras cambian su tiempo actual (con un empleo) o su tiempo futuro (con un préstamo) por ese dinero. El sólo que su tiempo es un recurso escaso y solo pueden intercambiarlo hasta que se termina.

Se puede pensar la economía como un juego. Todo el mundo dentro del sistema es un participante, buscando maximizar sus ventajeas y las de su equipo (empresa, familia, amigos) para obtener más dinero. Pero para empezar a jugar hay que inicializar la distribución del dinero o nadie puede jugar. Distribuir el dinero marca el campo de juego.

Ahora bien, si estuvieses a cargo del dinero, como lo distribuirías a la red? Querrías retener la mayor cantidad que fuera posible para tí, de modo que fijarías las reglas para maximizar tu propia ventaja. Claro que lo harías Es lo que haría cualquier persona cuerda, maximizar su poder para retenerlo el mayor tiempo posible.

Eso es precisamente lo que la monarquía del mundo antiguo hizo y es lo que hacen las naciones estado hoy. A decir de Naval Ravikant en twitter recientemente: “las redes de hoy están administradas por reyes corporaciones, aristocracias y mafias” “Y quienes dominan en esas redes son las personas más poderosas de nuestra sociedad.

Por eso es que cada sistema a lo largo de la historia ha distribuido el dinero de una sóla forma: Desde la cima.

Porque maximiza la ventaja de reyes y mafias en la cima.

Desafortunadamente, eso significa que la mayor parte del dinero nunca deja la cúspide. Se queda allí como potencial congelado y desperdiciado que nunca llega a ser. Hay pocos o ningún incentivo para que el dinero se mueva. Mientras el dinero sea poder, acapararlo será acaparar poder y nadie resigna voluntariamente el poder.

En otras palabras, el juego está arreglado.

Necesitamos es una forma de resetear el juego

Hasta ahora, nuestras alternativas tenían muy mal pinta.

Por ejemplo, podríamos tener una ley de Ingreso Universal Básico (IUB). Eso les daría a todos un flujo de dinero, empujándolo a lo ancho del campo de juego y brindando una oportunidad a más gente para participar en el sistema. Si más gente participa, destapamos fuentes de valor escondido.

¿Cuántos inventores talentosos no llegaron a desarrollar sus aportes porque estaban manejando un autobús para poder dar sustento a sus familias? Sin esperanza de algo de tiempo libre o una vía para des endeudarse. ¿Cuántos escritores pasaron a la historia sin nunca escribir su gran novela? ¿Qué cantidad de científicos incipientes nunca descubrieron la cura del cáncer o enfermedades cardíacas?

El problema con todos los planes hasta ahora, desde el IUB hasta el socialismo (impuestos a los ricos para distribuir en el sistema) es que para re-distribuir el dinero luego de que ya se distribuyó es casi imposible. La gente con dinero resiste legítimamente su redistribución. Y como dijo Margaret Thatcher: “El problema con el socialismo es que al final se termina el dinero ajeno.”

¿Pero qué pasaría si el dinero NO estuviese ya distribuido?

¿Qué pasaría si no tuviésemos que quitarle el dinero a nadie?

La consecuencia inevitable de los todos los esquemas de deudas basados en fracionamiento es que se extingan.

Esa es la oportunidad que no ven todas las criptomonedas actuales, están creando dinero nuevo. Y al contrario de los mercados del crédito, que solo fingen expandir la oferta de dinero prestando 10 veces lo que tienen en reservas, las criptomonedas están imprimiendo dinero literalmente. Sin contraparte, se lo dan a las personas por el servicio prestado a la red.

Es como los microcréditos, sin los créditos.

Como dijo Naval: “La sociedad te da dinero por dar a la sociedad lo que quiere, las blockchains dan monedas por darle a la red lo que quiere.”

Entonces, ¿Y si en lugar de darle todo el dinero a un grupo reducido de mineros, pudiéramos hacerlos mejor? ¿Mucho mejor?

Podemos.

Delineé una forma en el artículo acerca del proyecto Cicada, “Cómo Entregar Ingreso Universal Ahora y Salvarnos de los Robots.

El proyecto Cicada voltea la idea del minado y la pone de cabeza. Todo el mundo en la red es un minero y nade puede tener más que un minero.

Los mineros son seleccionados de manera aleatoria y la red funciona sin sobresaltos. Puede que estés caminando en conjunto con ella, tomando un café y tu teléfono recibe una alerta para asegurar el funcionamiento de la red por unos minutos. Luego de eso vuelve a estar latente. Como recompensa, podrías ganar algunas monedas por hacer nada más que tener una aplicación instalada. ¿Simple verdad?

Dado que todo mundo es eventualmente seleccionado, todos reciben dinero, en esencia creando un IUB hoy.

Esa es sólo una manera de hacerlo.

Si te pones a pensarlo, se te ocurrirán docenas. Ah! Y no hace falta enfrascarse en pensar que solo se puede hacer con una identificación. Hay muchas maneras de selección sin identificación. La clave es romper la caja de Satoshi y pensar de manera diferente.

Lo que realmente necesitamos es gamificar por completo la entrega de dinero distribuyéndolo ampliamente al momento de su creación.

El dinero es un Juego. Abrázalo.

Brindarlo como recompensa por usar una aplicación o como tarifas por minar distribuidamente, o como comisiones por las tarifas de las organizaciones que proveen de valor a la red son sólo algunas formas de hacerlo bien. Son la punta del iceberg Hay miles de formas pero sencillamente no las hemos visto al no haber pensado bien el problema.

En otras palabras, no hemos visto el poder real de la creación de Satoshi: La distribución del dinero.

El primer sistema que verdaderamente gamifique la entrega del dinero se disparará en crecimientos exponencial dejando caduco el sistema actual de una buena vez. Eso creará un campo de juego inicial dinámico que habilitará a los que nunca hubiera podido participar. Cuantos más haya que puedan participar, más eficiente y más valiosa será la red. Las “Redes tienen efectos de red”. Agregar un nuevo participante incrementa el valor de la red para todos.

En este instante, no estamos incorporando nuevos participantes lo suficientemente rápido a la red de criptos del futuro. El sistema sigue vulnerable al hack de violencia. La gamificación es la respuesta al crecimiento exponencial.

Si el sistema puede crecer lo suficiente, lo suficientemente rápido, se vuelve un ariete imparable, y el resto de la economía universal deberá trasladarse al nuevo campo de juego.

Una vez que los Amazon y Googles del mundo se unan, su instinto de preservación se despertará y querrán proteger y ampliar este campo de juego. Esta nueva red se comportará diferente. En lugar de recompensar solo a las personas de la cima, que estuvieron arreglando las reglas en su favor desde el principio de los tiempos, el juego se resetea con un nuevo conjunto de reglas.

Lo mejor para toda la red, no sólo para unos pocos jugadores en la cima, es lo mejor.

Las Blockchains son una invención que permite a los participantes meritorios de una red abierta tener gobernanza sin un regente y sin dinero. Son sistemas de voto meritocráticos, anti fraude y abiertos. Los meritorios son aquellos que trabajan para mejorar la red. Los mercados abiertos y meritocráticos de las blockchains pueden venir a remplazar a las redes previamente manejadas por reyes, corporaciones aristocracias y mafias”. Los que se unen a la red y la ayudan a crecer prosperan y florecen con ella. Amplifican su valor, haciéndola crecer más rápido que ningún momento de la historia. Cada gramo que brindan al sistema maximiza sus ganancias.

En contraste, las economías que se enfrentan a la red, intentado inhabilitarla con redes arbitrarias pagaran un precio caro. El sistema se propagará por el mundo y solo las reglas más esenciales echarán raíz, porque para actualizar un sistema distribuido, se necesita un consenso vasto a lo largo de la red. Como la gente solo acuerda en soluciones esenciales grandes, no permitirá reglas obtusas de auto boicot.

Digamos que un país decide restringir los ICOs a sus ciudadanos o hacer ilegales las criptomonedas. En lugar de matar la red, estas reglas explotan en la cara de sus creadores. Sólo sufrirá su propia gente al no poder participar de la explosión del nuevo potencial que los ICOs traen a la mesa, drenando dinero de la economía hacia economías rivales. Aún peor, al hacer las cripto ilegales, promueven el movimiento de ese dinero a la informalidad, lo que impide que los estados puedan obtener el beneficio de los impuestos, lo que asfixia los ingresos.

A medida que el sistema se expande permite a las personas tomar el control de su poder financiero. Nadie podrá controlar el dinero de otro. Eso es algo muy bueno.

Claro que no todos piensan así. Algunas personas se preocuparán siempre de que los individuos hagan cosas malas con este poder, como cometer crímenes. Esas cosas las hacen ahora y las harán siempre. Inhabilitar el sistema para todos de modo de controlar a aquellos está a la altura de una locura. No funcionó nunca y nunca lo hará.

Así y todo, hay gente que nunca creerá en ello.

Confían en los poderes centralizados de manera incuestionable. Todo lo que tienes que hacer es ponerle a tu argumentación y envoltorio bonito de “proteger a los niños” o “combatir el terrorismo” y puedes engañar a la mitad de las personas en la mitad de las oportunidades acerca de cualquier medida terrible que quieras tomar.

En mi experiencia, sin embargo, encuentro que las personas que ven en los sistemas centralizados la respuesta a todo viven usualmente en un sistema estable toda su vida.

Algunos días dentro de un sistema inestable les cambiaría la cabeza rápidamente.

¿No me creen?

Imagínense que viven en Siria, hoy.

Su infraestructura central está destruida, así como su dinero. No quieres la guerra, pero no hay nada que puedas hacer al respecto. Ahora no tienes casa, amigos y familia están muertos, los bancos han sido bombardeados y su destino es a la deriva, sin hogar y sin capital. Aún peor, nadie quiere recibirte. El mundo ha cambiado de fronteras abiertas a construir muros en todos lados. No hay bienvenida en ningún lugar, no hay manera de quedarse y estás quebrado.

Pero pongamos por caso que tu dinero estuviera grabado en la Blockchain, esperando a que lo descargues y lo recuperes en una billetera determinística con el password correcto.

¿Cuánto más fácil sería comenzar de nuevo de esta forma?

Las criptomonedas nos ofrecen una forma de control de nuestro destino. Por primera vez en la historia universal tenemos un herramienta para generar y distribuir dinero sin un poder centralizado. El control sobre el dinero que ganaron legítimamente lo tienen las personas.

Aún mejor, en lugar de poner las reglas de modo que ganen siempre los mismos, podemos hacerlo de una forma en la que se supone debería haber sido siempre, con competencia abierta y reglas flexibles en un sistema dinámico que permita a todos los participantes jugar.

Lo que sucede es que debemos pensar en grande. Necesitamos encontrar una manera de distribuir el dinero a lo largo y ancho sin quitárselo a nadie en el proceso. Logramos eso y cambiamos el juego para siempre.

Eso es lo que nuestro equipo ha estado trabajando. ¿Quieren conversar? Estamos en DecStack.com.

El dinero centralizado es la cadena que queda.

La cortamos y liberamos el mundo.

###########################################

If you love the crypto space as much as I do, come on over and join DecStack, the Virtual Co-Working Spot for CryptoCurrency and Decentralized App Projects, where you can rub elbows with multiple projects in the space. It’s totally free forever. Just come on in and socialize, work together, share code and ideas. Make your ideas better through feedback. Find new friends. Meet your new family.

############################################

If you enjoyed this article, I’d love it if you could hit the little heart to recommend it to others. After that please feel free email the article off to a friend! Thanks much.

###########################################

Photo credit

A bit about me: I’m an author, engineer and serial entrepreneur. During the last two decades, I’ve covered a broad range of tech from Linux to virtualization and containers.

You can check out my latest novel,an epic Chinese sci-fi civil war saga where China throws off the chains of communism and becomes the world’s first direct democracy, running a highly advanced, artificially intelligent decentralized app platform with no leaders.

You can get a FREE copy of my first novel, The Scorpion Game, when you join my Readers Group. Readers have called it “the first serious competition to Neuromancer” and “Detective noir meets Johnny Mnemonic.”

You can also check out the Cicada open source project based on ideas from the book that outlines how to make that tech a reality right now and you can get in on the alpha.

Lastly, you can join my private Facebook group, the Nanopunk Posthuman Assassins, where we discuss all things tech, sci-fi, fantasy and more.

More by Daniel Jeffries

Topics of interest

More Related Stories