paint-brush
La motivación no dura: este es el motivopor@rimaeneva
1,037 lecturas
1,037 lecturas

La motivación no dura: este es el motivo

por Rima Eneva4m2024/03/27
Read on Terminal Reader

Demasiado Largo; Para Leer

¿Sabes por qué la mayor parte de la información se regala? Porque no tiene sentido. *Podrías* optimizar tu carga de trabajo, pero (muy probablemente) no lo harás. Podrías comenzar a seguir una dieta y una rutina de ejercicios que viste en IG, pero (probablemente) no lo harás. Incluso acciones simples, como escuchar música, pueden cambiar tu estado emocional.
featured image - La motivación no dura: este es el motivo
Rima Eneva HackerNoon profile picture

¿Sabes por qué la mayor parte de la información se regala? Porque no tiene sentido.


Podrías optimizar tu carga de trabajo, pero (muy probablemente) no lo harás. Podrías comenzar a seguir una dieta y una rutina de ejercicios que viste en IG, pero (probablemente) no lo harás. Podrías despertar mañana a una persona diferente, pero no lo harás.


El mundo en línea está repleto de información sobre cómo hacer prácticamente cualquier cosa menos una cirugía, pero la gente todavía está gorda, sin negocios (ahora estoy inventando palabras) y es infeliz.


Entonces, ¿por qué es tan difícil cambiar?

¿Que usted es?

Si tuviéramos que imaginarnos cómo me llamamos en un diagrama, se vería así 👇


  • Yo (autoconcepto: la historia que te cuentas a ti mismo sobre quién eres)


  • Estado (patrones/estados emocionales familiares que se arraigan en nuestro cerebro en forma de vías neuronales)


  • Acción (comportamientos automáticos, hábitos: cosas que hacemos regularmente sin pensarlo mucho)


Estos están en un circuito de retroalimentación constante, formando un ciclo continuo. Por ejemplo, verse a sí mismo como corredor influye en sus actividades diarias, afecta sus sentimientos y fortalece su identidad como corredor.


Del mismo modo, experimentar depresión afecta su comportamiento, lo que lleva a una disminución de la actividad y contribuye a una autopercepción negativa.


Incluso acciones simples, como escuchar música, pueden cambiar tu estado emocional y hacerte sentir más motivado, como cuando la música te da energía en el gimnasio.


Hay algo en medio de esto que lo mantiene todo junto. Se llama Agujero Negro.


El Agujero Negro es un fenómeno inconsciente que representa la tendencia de nuestro cerebro a favorecer patrones familiares y resistirse al cambio.

Algo así como la inercia neuronal: nuestros cerebros optimizan la eficiencia energética, lo que a menudo se manifiesta como una resistencia a alterar comportamientos y patrones de pensamiento establecidos. Entonces, cada vez que intentas cambiar, este Agujero Negro te devuelve a formas familiares de ser. Incluso a nivel biológico, el costo del cambio es demasiado alto.


Tus pensamientos, sentimientos y acciones habituales, unidos por el Agujero Negro, constituyen la zona de confort. Es un espacio de patrones habituales donde nos sentimos a gusto porque es lo que conocemos, aunque no nos guste.


Cuando nos involucramos en el autodesarrollo, ya sea terapia, lectura de un libro, coaching, meditación, cualquier cosa nueva que active la capacidad del cerebro para la neuroplasticidad, salimos temporalmente de nuestra zona de confort. Al principio es estimulante: surge la motivación y nos sentimos preparados para el cambio. Hay una sensación de progreso.


Sin embargo, el exterior de la zona de confort todavía está bajo la influencia del Agujero Negro (cuya única función es mantener el status quo), por lo que nos arrastra nuevamente a viejos patrones. Esencialmente, las vías neuronales establecidas son más sólidas que su deseo de cambiar. Es entonces cuando experimentamos una pérdida de motivación.


Es por eso

  • Cualquier cambio inmediato que prometan los entrenadores es una tontería: huye lo más rápido que puedas.
  • Los oradores motivacionales y los videos de YouTube no funcionan.
  • Leer libros tampoco funciona.


Pequeñas acciones consistentes > la recopilación consistente de información es lo único que funciona.

¿Cómo cambiar?

La verdadera transformación se encuentra más allá de lo familiar y en un lugar donde nos hemos desenredado por completo de la atracción de nuestro antiguo yo. Lograr este avance requiere más que simplemente dar un paso al frente: requiere DISCIPLINA.


Es decir, ser disciplinado durante un largo período de tiempo para reunir suficiente impulso para escapar del Agujero Negro.


El avance o el cambio real se vive fuera de tu zona de confort.


  1. Disciplina y compromiso es igual a libertad.
  2. Mentalidad de largo plazo sobre esperanzas de corto plazo.
  3. Elija un carril y permanezca en él. ← este es el más subestimado


La disciplina y el compromiso son lo que te ayudan a salir adelante cuando la motivación se disipa. Seleccione un aspecto de su vida que le gustaría cambiar y una estrategia única (TCC, por ejemplo) para mejorarlo, luego comprométase con este enfoque de manera constante durante al menos seis meses.


Evite saltar de un método a otro, perseguir nuevos mentores o ese próximo libro que le cambiará la vida y que vio en Instagram. Para un cambio real y duradero, dale al menos seis meses. En mi opinión, el consejo común de 90 días no es suficiente. Nos deja demasiado cerca del borde de nuestra zona de confort, no lo suficientemente lejos del Agujero Negro como para perder su control sobre nosotros.


Puedes comenzar eligiendo un elemento dentro del ciclo para trabajar, dado que estos elementos (cómo te ves a ti mismo, tu estado emocional y tus acciones) están interconectados, alterar un aspecto conducirá a cambios en los demás.

TL;DR

  • Recopilar información es una estrategia ineficaz para el cambio; la acción sí lo es.


  • La forma de cambiar es reunir suficiente velocidad para atravesar el exterior de su zona de confort y escapar de la atracción del Agujero Negro.


  • Evite soluciones rápidas. Elija un área de vida, un método de mejora y concéntrese en una parte del circuito de retroalimentación. Comprométete durante al menos seis meses.


Lo anterior se aplica a cualquier área de tu vida, no sólo al autodesarrollo.


Foto de Tegan Mierle en Unsplash


También publicado aquí