paint-brush
ChatGPT escribe El gran Gatsby ambientado en un apocalipsis zombipor@Limarc
1,188 lecturas
1,188 lecturas

ChatGPT escribe El gran Gatsby ambientado en un apocalipsis zombi

por Limarc Ambalina11m2022/12/02
Read on Terminal Reader

Demasiado Largo; Para Leer

En caso de que aún no lo supiera, Open AI lanzó recientemente ChatGPT, un nuevo modelo que interactúa de manera conversacional. Sin embargo, no me importan mucho los chatbots y, en cambio, quería ver sus capacidades de escritura de ficción. Aquí estaba mi indicación: Escribe la escena inicial de El gran Gatsby ambientada durante un apocalipsis zombi. A partir de ahí, continúo la historia utilizando el texto generado por la IA como siguiente mensaje y agrego "Capítulo 2:", "Capítulo 3:", y así sucesivamente, al final del mensaje para decirle a la IA que continúe la historia. Esto es lo que se le ocurrió...
featured image - ChatGPT escribe El gran Gatsby ambientado en un apocalipsis zombi
Limarc Ambalina HackerNoon profile picture

Por si aún no lo sabías, Open AI lanzó recientemente ChatGPT , un nuevo modelo que interactúa de forma conversacional.


Sin embargo, no me importan mucho los chatbots y, en cambio, quería ver sus capacidades de escritura de ficción.


Aquí estaba mi indicación:

Escribe la escena inicial de El gran Gatsby ambientada durante un apocalipsis zombi.


A partir de ahí, continúo la historia usando el texto generado por la IA como el siguiente mensaje y agrego "Capítulo 2:", "Capítulo 3:", y así sucesivamente, al final del mensaje para decirle a la IA que continúe la historia.


Esto es lo que se le ocurrió...


Nota: La imagen de la historia se creó con la funciónde generador de imágenes de IA de HackerNoon a través de difusión estable. Utilicé el mensaje "El gran Gatsby apuntando con un arma a un zombi".



El gran Gatsby y los zombis

Capítulo 1

El cielo tenía un tono verde enfermizo y el aire estaba cargado con el hedor de la descomposición. Los campos y bosques que alguna vez fueron exuberantes se habían reducido a un páramo yermo, y el único sonido era el arrastrar de innumerables pies.


Los zombis avanzaban pesadamente por la tierra, sus cuerpos retorcidos y contorsionados por los estragos del virus que los había convertido en máquinas de matar sin sentido. Los impulsaba un hambre interminable y no se detendrían ante nada para saciar sus apetitos insaciables.


En medio de este caos, una figura solitaria se encontraba en lo alto de una colina, contemplando la destrucción con una mirada de diversión distante. Era Jay Gatsby, el enigmático millonario que se había levantado desde un comienzo humilde para convertirse en el hombre más poderoso del país.


Gatsby no era como los demás supervivientes. El apocalipsis no lo había llevado a la desesperación, sino que lo había abrazado como una nueva oportunidad para adquirir aún más riqueza y poder.


Había usado su astucia y crueldad para construir un pequeño imperio, utilizando a los zombis como un medio para eliminar a sus rivales y afirmar su dominio sobre los bolsillos restantes de la humanidad.


Y ahora, mientras estaba en la colina, sabía que era intocable. Él era el amo de este nuevo mundo, y nada podía interponerse en su camino.


Pero incluso mientras Gatsby disfrutaba de su propia grandeza, no podía evitar la sensación de que faltaba algo. Tenía todo lo que podía desear, pero todavía no era verdaderamente feliz.


Porque en el fondo, Gatsby sabía que la verdadera felicidad solo se podía encontrar en el amor de otra persona. Y en este mundo de muerte y destrucción, ese amor parecía un sueño imposible.

Pero aún así, Gatsby se aferró a ese sueño, sabiendo que algún día encontraría el amor que lo había eludido durante tanto tiempo. Y hasta entonces, continuaría gobernando este nuevo y aterrador mundo con mano de hierro.


De repente, una figura emergió de las sombras, caminando hacia Gatsby con paso decidido. Era Daisy, el amor perdido de Gatsby, y había venido a buscarlo a este desolado páramo.

El corazón de Gatsby se aceleró de emoción cuando la vio y, por un momento, se olvidó de los zombis y el caos del apocalipsis. Todo lo que importaba era que Daisy estaba aquí, y finalmente estaba a su alcance.


Daisy corrió hacia Gatsby, sus ojos brillaban con amor y determinación. Ella se arrojó a sus brazos y se abrazaron con fuerza, finalmente reunidos después de tantos años separados.


En ese momento, todas las dudas y temores de Gatsby se desvanecieron y supo que finalmente había encontrado la felicidad que lo había eludido durante tanto tiempo. Él y Daisy estaban juntos de nuevo y nada, ni siquiera los zombis, podía separarlos.


Y mientras estaban allí, abrazándose en medio del apocalipsis, Gatsby supo que finalmente había logrado lo único que siempre había querido: el amor verdadero.


Pero justo cuando Gatsby y Daisy estaban perdidos en su momento de felicidad, escucharon un rugido repentino detrás de ellos. Se giraron para ver una enorme horda de zombis acercándose a ellos, con los ojos brillantes de hambre y rabia.


Gatsby y Daisy sabían que tenían que actuar rápido si querían sobrevivir. Se tomaron de las manos y corrieron hacia un edificio abandonado cercano, con la esperanza de encontrar refugio y seguridad en el interior.


Mientras corrían, Gatsby podía escuchar a los zombis acercándose a ellos, sus gemidos y gruñidos se volvían más fuertes y más amenazantes con cada segundo que pasaba. Sabía que tenían que moverse más rápido, pero su cuerpo comenzaba a sentirse pesado y exhausto por el largo viaje.


A pesar de su fatiga, Gatsby se esforzó más y se negó a soltar la mano de Daisy. Sabía que si pudieran llegar al edificio, tendrían la oportunidad de luchar contra los zombis y defender su nueva felicidad.


Finalmente, llegaron al edificio y atravesaron las puertas, cerrándolas de golpe detrás de ellos. Se apoyaron contra las puertas, jadeando y sudando, con el corazón latiéndoles en el pecho.


Pero sabían que la lucha estaba lejos de terminar. Los zombis todavía estaban afuera, arañando las puertas y ventanas, tratando de abrirse paso y llegar a ellos. Gatsby y Daisy se armaron de valor para la batalla que seguramente vendría, sabiendo que harían lo que fuera necesario para proteger a su amor y sobrevivir al apocalipsis.



Capitulo 2:

Gatsby y Daisy miraron alrededor del edificio abandonado, tratando de descifrar su próximo movimiento. El edificio estaba oscuro y mohoso, y estaba claro que no se había utilizado en mucho tiempo.


"Necesitamos encontrar algunas armas", dijo Gatsby, en voz baja y urgente. "Algo que podamos usar para defendernos de los zombis".


Daisy asintió, sus ojos escanearon la habitación en busca de cualquier señal de un arma. Vio una pata rota de una silla en la esquina y la recogió, probando su peso en su mano.


"Esto servirá", dijo ella, su voz determinada. "Podemos usar esto para defendernos de los zombis si rompen las puertas".


Gatsby asintió, impresionado por el ingenio de Daisy. Volvió a mirar alrededor de la habitación y vio un pequeño armario en la esquina.


"Voy a registrarme allí", dijo, señalando hacia el armario. "Tal vez podamos encontrar más armas o suministros".


Daisy asintió y observó cómo Gatsby se acercaba al armario y abría la puerta. En el interior, encontró un pequeño alijo de armas y suministros, incluidos algunos cuchillos, un bate de béisbol y algunas latas de comida.


Gatsby sonrió mientras agarraba las armas y se las devolvía a Daisy.


"Parece que no estamos completamente indefensos", dijo, entregándole un cuchillo. "Vamos a asegurarnos de que estamos listos para cualquier cosa".


Daisy asintió y tomó el cuchillo con firmeza y confianza. Juntos, se pararon en la puerta, listos para enfrentar cualquier peligro que el apocalipsis zombie les presentara.


No tuvieron que esperar mucho. Unos minutos más tarde, escucharon un fuerte golpe en el exterior, seguido por el sonido de los zombis golpeando la puerta.


"Están aquí", dijo Gatsby, con la voz tensa por el miedo. "Tenemos que mantenerlos a raya todo el tiempo que podamos".

Daisy asintió, con el corazón acelerado por el miedo y la adrenalina. Se paró junto a Gatsby, lista para luchar junto a él.


Cuando los zombis comenzaron a atravesar la puerta, Gatsby y Daisy entraron en acción. Usaron sus armas para defenderse de los zombis, golpeándolos con precisión y ferocidad.


Pero a pesar de sus mejores esfuerzos, los zombis siguieron llegando, abrumándolos con números absolutos. Gatsby y Daisy lucharon valientemente, pero rápidamente fueron rechazados.


Justo cuando parecía que todo estaba perdido, una fuerte sirena atravesó el aire, seguida por el sonido de disparos. Gatsby y Daisy miraron hacia arriba con asombro al ver a un grupo de soldados asaltando el edificio, eliminando a los zombis con facilidad.


Los soldados aseguraron rápidamente el edificio y rescataron a Gatsby y Daisy. Mientras los llevaban a un lugar seguro, Gatsby no pudo evitar sentir una sensación de asombro y gratitud.


"Gracias", dijo a los soldados, con la voz ahogada por la emoción. "Tú nos salvaste la vida".

"Es nuestro trabajo", respondió uno de los soldados. "Estamos aquí para proteger a los sobrevivientes restantes del apocalipsis".


Sabía que mientras tuvieran a personas como los soldados de su lado, tendrían la oportunidad de sobrevivir y reconstruir en este nuevo mundo. Y con Daisy a su lado, Gatsby estaba listo para enfrentar cualquier desafío que se le presentara.


Pero mientras los escoltaban a un lugar seguro, Gatsby no pudo evitar la sensación de que algo andaba mal. Miró a Daisy y pudo ver el mismo miedo e incertidumbre en sus ojos.

"¿Qué es?" preguntó Gatsby, su voz baja y urgente. "¿Lo sientes también?"


Daisy asintió, con el rostro pálido de miedo. "Creo que los soldados nos están ocultando algo", dijo. "No son quienes dicen ser".


El corazón de Gatsby se hundió cuando se dio cuenta de que Daisy tenía razón. Los soldados los habían rescatado, pero parecían demasiado organizados y bien equipados para ser meros sobrevivientes como ellos.


"Tenemos que tener cuidado", dijo Gatsby, apretando la mano de Daisy con más fuerza. "No podemos confiar en ellos por completo. Tenemos que averiguar qué es lo que realmente buscan".


Daisy asintió y juntos siguieron a los soldados, decididos a descubrir la verdad y protegerse mutuamente de los peligros que se avecinaban.


Capítulo 3:

Mientras Gatsby y Daisy seguían a los soldados, rápidamente se dieron cuenta de que algo andaba mal en el grupo. Los soldados iban fuertemente armados y parecían tener una misión, pero se negaron a responder a las preguntas de Gatsby y Daisy.


"¿Adónde nos llevas?" preguntó Gatsby a uno de los soldados, su voz tensa por la sospecha. "¿Cuáles son tus planes para nosotros?"


El soldado se quedó mirándolo, su expresión fría e insensible. "No es asunto tuyo", dijo, su voz carente de emoción. "Solo síguenos y haz lo que te digamos".


Gatsby intercambió una mirada de preocupación con Daisy. Podía decir que ella estaba tan inquieta como él, y sabía que necesitaban encontrar una manera de escapar de los soldados y ponerse a salvo.


Pero a medida que continuaban siguiendo a los soldados, pronto se encontraron en un gran recinto fortificado. Los soldados los condujeron al interior y Gatsby pudo ver que el complejo estaba lleno de otros sobrevivientes, todos ellos asustados y confundidos.


"Aquí es donde te alojarás", dijo uno de los soldados, su voz áspera y hostil. "Se te dará comida y refugio, pero a cambio, se espera que sigas nuestras reglas y obedezcas nuestras órdenes. No se tolerará ninguna desobediencia".


Gatsby y Daisy se miraron, con el corazón hundido. Sabían que estaban atrapados en este recinto y que tendrían que encontrar una manera de escapar antes de que fuera demasiado tarde.


Mientras exploraban el complejo, Gatsby y Daisy rápidamente se dieron cuenta de que los soldados estaban usando a los sobrevivientes como fuente de mano de obra y recursos. Los soldados estaban a cargo de todo y trataban a los sobrevivientes con una eficiencia fría y despiadada.


Gatsby y Daisy sabían que tenían que encontrar una salida, pero el recinto estaba fuertemente custodiado y parecía imposible escapar. Decidieron pasar desapercibidos y recopilar información, tratando de averiguar más sobre los soldados y sus planes.


Rápidamente se hicieron amigos de algunos de los otros sobrevivientes y se enteraron de que los soldados eran parte de una organización más grande conocida como el Nuevo Orden. El Nuevo Orden era un grupo de individuos despiadados y hambrientos de poder que habían tomado el control del complejo y estaban utilizando a los sobrevivientes para lograr sus propios objetivos.


Gatsby y Daisy quedaron horrorizados por lo que escucharon y supieron que tenían que hacer algo para detener el Nuevo Orden y liberar a los sobrevivientes de su tiranía.


Pero a medida que conspiraban y planeaban, también se acercaron más entre sí, encontrando consuelo y comodidad en la compañía del otro. Gatsby se dio cuenta de que se estaba enamorando de Daisy nuevamente y sabía que haría cualquier cosa para protegerla y mantenerla a salvo.


Finalmente, se les ocurrió un plan para escapar del complejo y acabar con el Nuevo Orden. Era arriesgado y peligroso, pero estaban decididos a hacerlo funcionar.


Capítulo 4:


Llegó la noche de su fuga, y Gatsby y Daisy se dirigieron al perímetro del complejo, tratando de evitar a los guardias y permanecer ocultos. Se las habían arreglado para reunir algunas armas y suministros, pero sabían que los superaban en número y armamento.


Llegaron al perímetro y comenzaron a atravesar la cerca, tratando de crear una pequeña abertura por la que pudieran deslizarse. Pero justo cuando estaban a punto de terminar, escucharon una fuerte alarma a todo volumen en el complejo.


"Han descubierto nuestro plan de escape", dijo Gatsby, con la voz tensa por el miedo. "Tenemos que movernos rápido".


Daisy asintió, sus ojos escanearon el área en busca de alguna señal de los guardias. Podía escuchar sus pasos acercándose y sabía que tenían que actuar rápido si querían escapar.


Juntos, Gatsby y Daisy terminaron de cortar la cerca y se metieron por la pequeña abertura. Corrieron hacia la oscuridad, sus corazones latiendo con miedo y adrenalina.


Podían escuchar a los guardias detrás de ellos, gritando y persiguiéndolos. Gatsby y Daisy corrieron lo más rápido que pudieron, tratando de poner la mayor distancia posible entre ellos y los guardias.


Pero justo cuando pensaban que habían llegado a un lugar seguro, se toparon con un grupo de zombis. Los zombis gruñeron y se abalanzaron sobre ellos, y Gatsby y Daisy supieron que estaban en problemas.


Lucharon contra los zombis con sus armas, pero fueron superados en número y rápidamente abrumados. Justo cuando parecía que todo estaba perdido, un fuerte rugido resonó en la noche y un enorme oso emergió de la oscuridad, atacando a los zombis y salvando a Gatsby y Daisy.


Gatsby y Daisy se miraron asombrados, sin poder creer lo que acababan de presenciar. Sabían que se habían salvado de milagro y estaban decididos a aprovechar al máximo su segunda oportunidad.


Agradecieron al oso y continuaron su viaje, decididos a acabar con el Nuevo Orden y liberar a los sobrevivientes de su tiranía.




Reflexiones sobre la salida de ChatGPT

…uhhh así que no sé de dónde diablos salió ese oso, pero aparte de ese extraño punto de la trama, ¡esto fue bastante increíble!


El modelo generó una prosa que sonaba completamente natural en una voz de escritura constante durante toda la pieza. Estaba pensando que iba a empezar a cometer errores con las armas y la tecnología disponible durante el período de tiempo (Gatsby está ambientado en la década de 1920). Sin embargo, para mi sorpresa, nunca creó ninguna inconsistencia.


No sé ustedes, pero yo vería totalmente una película de terror B con esta trama exacta 🤤


¿Qué opinas sobre la salida de ChatGPT? ¿Quieres que haga que la IA continúe la historia para que puedas saber qué sucede con Daisy y Gatsby al final? ¡Déjame saber abajo en los comentarios!