paint-brush
4 hábitos de un gerente tóxico que destruyen la productividad y el trabajo en equipopor@dariasup
1,014 lecturas
1,014 lecturas

4 hábitos de un gerente tóxico que destruyen la productividad y el trabajo en equipo

por Daria Leshchenko4m2023/10/22
Read on Terminal Reader

Demasiado Largo; Para Leer

Algunos signos obvios de un gerente tóxico incluyen el nepotismo, la microgestión o la falta de respeto a los límites de otras personas.
featured image - 4 hábitos de un gerente tóxico que destruyen la productividad y el trabajo en equipo
Daria Leshchenko HackerNoon profile picture
0-item

Impulsan su agenda, no se apegan a sus propias ideas y se niegan a escuchar los comentarios de sus equipos. ¿De quién estoy hablando? Gerentes y líderes tóxicos. Sin duda has conocido al menos a uno en tu vida.


Algunos signos obvios de un gerente tóxico incluyen nepotismo, microgestión o falta de respeto a los límites de otras personas. También hay otros más oscuros que pueden aparecer en cualquier equipo. ¿A qué deben prestar atención los profesionales?

Los gerentes tóxicos no se comunican directamente con sus equipos

A menudo hablo de la importancia de delegar. Esta es la forma de arte empresarial que me llevó años dominar, pero cuando lo logré, cambió el nombre del juego. Pude concentrarme en tareas estratégicamente esenciales y hacer crecer mi negocio hasta convertirlo en el grupo internacional de empresas que es hoy.


Pero algunos directivos llevan esto al siguiente nivel. Delega tareas a su sucesor, quien luego se comunica con el resto del equipo. De esta manera, un directivo se convierte en una criatura mítica que puede existir o no.


Esto crea una enorme barrera entre un líder y su equipo. Los miembros del equipo no tienen la oportunidad de hacer preguntas sobre su avance profesional, procesos cotidianos o relaciones con sus compañeros de equipo. Comunicarse con un gerente que eligió este enfoque de comunicación es extremadamente difícil y puede crear muchos obstáculos, especialmente para los nuevos miembros del equipo.

Los directivos tóxicos carecen de confianza en sus decisiones

Si bien no hay nada intrínsecamente malo en que una persona no tenga confianza en sí misma, los líderes no pueden permitírselo. Necesitan estar seguros de sus decisiones porque la gente depende de ellos.


Los gerentes que carecen de confianza a menudo cambian sus decisiones sobre la marcha y no se ciñen a una idea a la vez. Dudan de sí mismos y de los demás. Como resultado, no se hace casi nada a su alrededor.


Peor aún, los gerentes que no tienen confianza en sí mismos es casi seguro que tampoco tendrán confianza en los miembros de su equipo. Esto puede resultar en una microgestión constante y falta de confianza, lo que puede provocar una alta rotación del equipo y una baja moral.

Los gerentes tóxicos promueven la jerarquía

En el mundo empresarial moderno, las relaciones entre compañeros de equipo y gerentes se basan en el respeto y la confianza mutuos. Los títulos a menudo se dejan de lado, lo que hace que la comunicación sea más efectiva y placentera para ambas partes.


Un gerente que con frecuencia mejora su rango y promueve una jerarquía estricta dentro de su equipo no le está haciendo ningún favor a nadie. Cualquier conflicto que pueda haber entre ellos y su equipo, sólo lo profundiza y empeora la situación. Recordar constantemente a los miembros del equipo quién es un gerente también puede dañar sus procesos creativos y de resolución de problemas.


En resumen, un equipo así se queda sin fuerza y deja de funcionar correctamente.

Los directivos tóxicos se niegan a conectar con sus equipos a nivel personal

Hoy se trata de conexiones personales. Sincronizaciones periódicas, reuniones de trabajo en equipo fuera de la oficina, clubes de lectura y cine: así es como en SupportYourApp promovemos la comunicación y la conexión personal. Como resultado, los miembros del equipo se conocen a nivel personal, lo que en última instancia contribuye a un trabajo en equipo más eficiente.


Algunos directivos se niegan a conectarse con su equipo. Se trata de agendas comerciales y relacionadas con el trabajo. Pueden llegar incluso a saltarse la pequeña charla e ir siempre directamente al trabajo. Ni siquiera un '¿Cómo estás?' al comienzo de una reunión. Esto puede percibirse como simplemente una mala educación.


Cuando un líder se niega a conectarse con su equipo, también sienta un mal precedente. Los miembros del equipo comienzan a hacer lo mismo. Como resultado, no logran formar una conexión vital para un trabajo en equipo eficaz. A la larga, esto difícilmente resulta en relaciones de equipo duraderas.

¿Se puede hacer algo?

Uno de los pensamientos más extendidos es que un equipo no puede hacer nada si su líder se vuelve tóxico. La mayoría piensa que necesitan acudir al gerente de su jefe para resolver la situación. En realidad, hay algunos pasos que un equipo puede seguir para comunicarse con su gerente.

  1. Proporcione comentarios siempre que sea posible. En SupportYourApp, los comentarios son una parte integral de nuestra comunicación. Se lo doy a los miembros de mi equipo y ellos dan el suyo a sus equipos. Nuestros consultores de soporte también pueden revisar las acciones y el trabajo de sus líderes de equipo, lo que garantiza que eliminemos todos los obstáculos de comportamiento tan pronto como surjan.
  2. Cuidar de sí mismos. Los profesionales deben vigilar su estado mental y asegurarse de no agotarse debido a una gestión ineficiente.
  3. Hablar hablar hablar. Por más difícil que sea, hablar y comunicarse es la clave de todo. Vale la pena intentar hablar y marcar la diferencia. Si eso no funciona, recurrir a ayuda externa podría ser la mejor opción para lidiar con un líder tóxico.